“¡Es indignante!”: directora del Dadsa hace llamado de atención a samarios por vertimiento de basura al río Manzanares en época de lluvias

“¡Es indignante!”: directora del Dadsa hace llamado de atención a samarios por vertimiento de basura al río Manzanares en época de lluvias

Tras las múltiples acciones de la entidad para recuperar el afluente

•  La autoridad ambiental ha cumplido con el retiro de más de 150 toneladas de residuos en lo que va del 2.020, los cuales fueron extraídos del río y de la Bahía de Santa Marta, por lo que se estudian posibles sanciones.

La directora del Departamento Administrativo Distrital de Sostenibilidad Ambiental –Dadsa-, Patricia Caicedo, hizo un serio llamado de atención a los samarios desde las redes sociales de la entidad, tras el vertimiento de basuras al río Manzanares, luego de las múltiples acciones que viene liderando la autoridad ambiental en aras de: recuperar éste y otros de los principales afluentes de la ciudad, prevenir el desbordamiento y contrarrestar la contaminación de los ecosistemas fluviales y marino.

Y es que en lo que va del presente año, el Dadsa ha retirado más de 150 toneladas de residuos que se encontraban entre el perímetro urbano del río hasta las profundidades del mar Caribe, en el sector de la desembocadura del Manzanares; además, ha plantado en la ronda hídrica y donado a habitantes que residen cerca de ella más de 600 árboles tipo guaduas, maderables y frutales para evitar la erosión; iniciativas que hacen parte del marco del programa ‘Mi Barrio, Mi Río’ y el plan estratégico ‘Desplastifica tu Ciudad’.

Estas actividades se cumplieron en más de tres jornadas: la primera de ellas se concentró en Las Malvinas y se extendió hasta otros ocho sectores de esta capital, ubicados en la ronda hídrica, donde participaron 421 voluntarios y 120 personas de la comunidad, 50 de ellas menores de edad; mientras que la más reciente fue de plantación y siembra y se llevó a cabo en Villa Dania.

Con ‘Mi Barrio, Mi Río’, también se han realizado sensibilizaciones para luchar contra el vertimiento de residuos a los afluentes, lo cual se ha hecho efectivo a través de dos Mesas Técnicas con 14 barrios inscritos.

“Causa mucha tristeza e indignación volver al Manzanares y verlo con icopores, plásticos de todo tipo, enseres inservibles, muebles, sanitarios y todo tipo de basura biológica. Es simplemente indignante que algunos habitantes no tomen conciencia del valor que tiene este río urbano. Es indignante que las personas que viven a orillas del río le sigan arrojando basuras, cuándo hay tantas rutas del servicio de ase para que depositen esos residuos, cuando hay contenerización, cuando hemos hecho tantas campañas de educación y sensibilización ambiental, lo cual indica que es responsabilidad de los habitantes que haya tanta basura en el mar y que afecte al ecosistema marino”, señaló la directora.

Igualmente, Patricia Caicedo recalcó que “Esto no solo es responsabilidad de quienes viven a orillas del Manzanares, sino también de la gente que tira basura a las calle, que en época de lluvias es arrastrada por las corrientes y terminan en nuestro mar. Es hora que tomemos conciencia, esto no puede seguir pasando, lo que está sucediendo hoy con esta enfermedad zoonótica, la cual es el Covid-19, precisamente es por un mal relacionamiento de los seres humanos con la naturaleza. Nuevamente hago un llamado a los habitantes de Santa Marta, para que protejamos nuestros ecosistemas, acompañemos las acciones institucionales y exijamos a la institucionalidad que lo haga, pero también cumplamos con nuestra responsabilidad de proteger y por lo menos no arrojar las basuras”.

SE VIENEN SANCIONES:

Con respecto a posibles sanciones, la directora, explicó: “Venimos estudiando sanciones pero necesitamos que si ven a un vecino arrojando basura lo denuncien, para tomar las acciones respectivas. Si decimos que somos más samarios que el morro, pues demostrémoslo con estas pequeñas acciones de amor hacia Santa Marta”.

También cabe destacar que durante este semestre el Dadsa viene liderando operativos de vigilancia y control en diferentes del cuerpo de agua para hacerle frente a la extracción de arena de manera irregular, la incorrecta disposición de Residuos de Construcción y Demolición –RCD-, los inicios de construcción en el borde ribereño y la eliminación de desechos, los cuales afectan negativamente el cauce y, además, corresponden a delitos contra el orden ambiental, contemplados en el Código de Policía.

‘MI BARRIO, MI RÍO’, LA APUESTA Y LA ESPERANZA:

El proyecto ‘Mí Barrio, Mí Río’ nace como una necesidad de respuesta  a las fuentes hídricas que atraviesan el Distrito y presentan una notable degradación por la acción humana y el calentamiento global. Se trata de una de las apuestas ambientales de la alcaldesa Virna Johnson a través del Dadsa, enfocada a la recuperación y descontaminación de los ríos Manzanares y Gaira; y la Quebrada Tamacá.

El proyecto está conformado por componentes como el educativo, para generar conciencia entre los habitantes; un componente de vigilancia, encargado de hacer seguimiento; y el de reforestación, que consiste en sembrar árboles en las cuencas.

Igualmente, ofrece un concurso para premiar a los tres barrios que presenten el mejor cuidado de los afluentes en mención, siendo ya 14 los sectores participantes.

“Pese a todo hay personas que han respondido de buena forma a nuestras acciones, pero no es suficiente, necesitamos el concurso de todos”, concluyó Caicedo.