CONCURSO AMBIENTAL MI BARRIO, MI RÍO, EN EL DISTRITO DE SANTA MARTA

CONCURSO AMBIENTAL MI BARRIO, MI RÍO, EN EL DISTRITO DE SANTA MARTA

Los ríos y quebradas que fluyen por la ciudad, presentan signos evidentes de degradación y severa contaminación. El crecimiento de la población en las comunidades asentadas en las riberas que se ha producido en los últimos años, ha ocurrido de una manera desorganizada y la ciudad y la propia comunidad han sufrido impactos ambientales que han modificado la calidad de vida y la condición de potabilidad de las aguas.

Actualmente, los cuerpos hídricos de la ciudad presentan las siguientes problemáticas ambientales:

1. Invasión de la ronda hídrica.

2. Vertimientos de aguas residuales sin tratamiento.

3. Disposición final inadecuada de residuos.

4. Falta de cultura ciudadana.

5. Inundaciones.

6. Minería ilegal.

7. Falta de intercambio de aguas con el mar caribe.

Con base a lo anteriormente expuesto, esta Autoridad Ambiental propone el diseño y ejecución del concurso ambiental denominado MI BARRIO, MI RIO; el cual, busca convocar e incentivar a los habitantes de los barrios ubicados en las laderas de los ríos Manzanares, Gaira y la Quebrada Tamacá, a liderar procesos en su barrio, para crear conductas tendientes al cuidado del entorno. Para ello, los interesados en participar, deberán conformar un grupo de vigías ambientales (si no existe) e implementar actividades de protección, preservación, limpieza y conservación del tramo del rio o la quebrada que atraviesan el barrio, uso eficiente del agua, manejo adecuado de residuos, conservación de la flora y fauna, entre otros, que permita su intervención y/o mejora.

De esta forma, se busca volver al río, reivindicarlo como un factor productivo. Valorarlo como un medio vital para la prestación de servicios y la promoción de actividades industriales o comerciales; recuperarlo a su vez, como escenario de encuentro y circulación de nuestras comunidades citadinas y un vórtice donde convergen todo tipo de oportunidades para generar empleo, progreso, bienestar, calidad de vida y desarrollo humano.

Por lo anterior, la implantación efectiva del concurso, demostrará la tesis de que donde se da la participación de la población, los resultados son generalmente más consistentes y duraderos, dado que en ellos interviene cierta complicidad derivada de la práctica conjunta y asociada, permitiendo así, el mantenimiento de la función ecológica de los ecosistemas.